Los objetivos

Cuando proyectas un objetivo, cuenta tanto lo que haces como lo que no haces para conseguirlo. Hay que descubrir los obstáculos que se manifestan como:

 

  • resistencias  (miedos)

  • bloqueos  (pensamientos, creencias limitantes)

  • rasgos de la personalidad (los que conoces y los que no)

 

El cerebro tiene que interpretar de manera clara las instrucciones y saber cómo se actua. Es MUY IMPORTANTE que identifiques lo que te limita, lo que te impide lograr lo que quieres.

 

Es tu momento, detéctalos y desactívalos, comprobarás que diseñarás y planificarás tus objetivos con claridad.

 

<<Los obstáculos NO son permanentes,

hay que hacer algo para superarlos>>

 

 

Una mente dividida:                            dificulta el logro de objetivos

 

Una visión estrecha manifiesta:            ¡Nunca lo conseguiré¡

Una visión de culpabilidad manifiesta:   irresponsabilidad, victimista

 

Una visión de aceptación manifiesta:     ¡Esto es lo que hay, con esto trabajo¡

 

 

 

 

 

 

Los beneficios que consigues al diseñar tu objetivo:

  • RESOLVER tus puntos débiles.

  • SEGURIDAD de lo que quieres.

  • GESTIONAR los contratiempos, tus limitaciones, capacidades, recursos y habilidades.

  • cargarte de energía encaminada a LOGRAR el cambio que quieres.

  • y si no es lo que querías, REDEFINIR el nuevo.

 

 

“Los objetivos no te atan, porque siempre eres

libres de cambiarlos cuando quieras"